Descubre los verdaderos poderes del Aloe Barbadensis

Es muy común escuchar hablar del aloe vera, esta planta forma parte de un gran número de remedios naturales, desde los más simples con aplicaciones cosméticas, hasta los más elaborados para el tratamiento de padecimientos complejos. Incluso, es frecuente verla presente en jardines y parques debido a su atractivo.

  • Nombre Científico: Aloe Barbadensis
  • Reino: Plantae
  • Clase: Liliopsida
  • Género: Aloe

Descripción general de Aloe Barbadensis

Es también conocida como aloe vera, aloe de Barbados, aloe de Curazao y sábila. Su origen se atribuye a Arabia, pero se ha extendido su cultivo, pues se ha adaptado de manera formidable a regiones con climas subtropicales. El aloe Barbadensis es una planta bastante resistente y se cultiva en gran escala en muchos países para la industria cosmética.

Características

El aloe vera es una planta estupenda, así que conviene conocer sus particularidades para identificarla y apreciar así sus beneficios. Pues aunque hay muchas variedades del aloe, no todas cuentan con poderes medicinales. Ahora bien, sus rasgos son:

  • Tallo rígido que puede alcanzar los 30 centímetros y está cubierto de hojas.
  • La planta suele tener una roseta basal de 20 hojas.
  • Las hojas miden entre 40 y 50 centímetros y se agrupan de manera densa, tienen forma triangular y lanceolada, son rectas y de color verde grisáceo. Poseen dientes en su margen, los cuales son gruesos y duros.
  • Las plantas más jóvenes poseen manchas claras en las hojas, pero estas desaparecen con la madurez.
  • La inflorescencia puede medir entre 70 y 100 centímetros de alto, con un racimo entre 30 y 50.
  • El fruto es una cápsula de 6 a 8 milímetros.
  • El olor es bastante fuerte y tiene sabor amargo.

Taxonomía

La descripción de la sábila fue realizada por Carlos Linneo en 1753, cabe destacar que el aloe no tiene un significado específico atribuido, mientras que vera es un epíteto latino cuyo significado es verdadero.

Cultivo y distribución

La sábila proviene de sitios calurosos, así que necesita de climas por encima de los 10ºC, se puede poner a pleno sol o en semisombra. No tolera las altas temperaturas, tampoco la humedad excesiva. Se puede sembrar tanto en terrenos como en macetas, en cuanto a estas últimas se recomiendan las de terracota, ya que evitan la humedad.

En épocas de invierno, lo más recomendable es mantenerla en interiores y evitar los riegos. Para cultivar el Aloe Barbadensis solo hace falta trasplantar los hijos que surgen alrededor de la planta madre o planta principal, se deben cortar desde la raíz y lo más recomendable es trasplantarlas a última hora de la tarde.

Usos

La sábila se cultiva para diferentes aplicaciones, comenzando con la ornamentación, aunque el principal uso es la medicina y el campo de la cosmética, incluso en algunos países es incluido en la alimentación.

Usos y propiedades medicinales del aloe Barbadensis

Es increíble la cantidad de beneficios y usos medicinales que tiene el aloe vera, resulta impresionante tantas cualidades contenidas en una sola planta, estas son:

  • Trata las enfermedades de la piel como quemaduras, eczemas, psoriasis, acné, entre otros.
  • Es antiséptico, antiinflamatorio, analgésico, hidratante, emoliente y astringente.
  • Tiene una gran acción cicatrizante, pues promueve el crecimiento de los tejidos.
  • Combate la fiebre.
  • Regula el funcionamiento de la mucosa intestinal.
  • Alivia el estreñimiento.
  • Reduce la acidez y las ulceras gástricas.
  • Es ideal para tratar la indigestión y los malestares estomacales relacionados.
  • Cura las hemorroides y las infecciones.
  • Es un gran remedio para el insomnio.
  • Alivia la circulación y las varices.
  • Elimina los calambres en las piernas.
  • Funciona como un laxante.
  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Limpia el cuerpo, especialmente el estómago, el colon, vejiga, hígado, riñones y bazo.
  • Reduce los niveles de triglicéridos y colesterol.
  • Actúa como una ducha vaginal.
  • Alivia los esguinces y torceduras.
  • Se puede usar tanto en aplicación tópica como mascarillas, compresas y similares, como de forma interna, es decir, que funciona en superficies y membranas.

Uso ornamental

La sábila se cultiva en jardines, parques y plazas gracias a su atractivo aspecto, sus flores amarillas tienen un talante bastante vistoso. Además, es una planta resistente y su mantenimiento no es exigente.