Beneficios

Beneficios del Aloe Vera

El Aloe Vera tiene una gran aceptación entre muchas personas debido precisamente a los beneficios que aporta. El aloe vera es, con diferencia, una de las plantas que contiene mayor cantidad de vitaminas, nutrientes, así como otros elementos que le permiten ofrecer tantos beneficios para el cuerpo humano.

A continuación te explicamos todos los beneficios del aloe vera según los formatos en los que se presenta y la forma de tomarlo o aplicarlo.

Beneficios del aloe vera para la digestión

Uno de los beneficios del aloe vera más conocidos es el relativo a su aportación sobre el sistema digestivo. El aloe vera tiene unas propiedades que sirven tanto para calmar el tracto digestivo como para regular cualquier problema intestinal. Por esa razón, de manera extendida, se recomienda aloe vera tanto para prevenir como para solucionar problemas de diarrea, estreñimiento, así como dolencias intestinales varias, ya que también actúa como antiinflamatorio.

También es conocida por su beneficio para la flora intestinal y la eliminación de toxinas o bacterias. El gel de aloe vera motiva el desecho de este tipo de sustancias, así como también ayuda a la absorción de las sustancias que son beneficiosas para el organismo.

Aunque no de forma directa, estos beneficios sí influyen en las dietas que buscan un adelgazamiento. Al facilitar la regulación de la flora intestinal y la expulsión de toxinas del organismo, este tipo de dietas ganan efectividad y rapidez de acción para la persona que las está llevando.

Beneficios nutritivos y vitamínicos del aloe vera

Como hemos comentado, los nutrientes incluidos en el aloe vera, principalmente en la pulpa de aloe vera con 100% de pureza, son los que mayor beneficio nos pueden ofrecer.

Destaca en primer lugar por la presencia de varias vitaminas. En el aloe vera es posible encontrar vitaminas A, B1, B2, B3, B6, B12, C y E. La proporción de las vitaminas puede variar en cada planta de aloe vera y, sobre todo, si el formato en el que se presenta el producto procede de alguna mezcla con otros alimentos e ingredientes que puedan incluir otras vitaminas o las mismas en mayor cantidad.

Es por ello que el zumo de aloe vera se considera muy beneficioso para la salud, para conseguir de forma general una buena hidratación y para disfrutar de un sistema inmunológico óptimo.

Además, el aloe vera también tiene muchos minerales importantes para el desarrollo y la defensa de nuestro sistema como calcio, hierro, magnesio y zinc entre muchos más.

Por si fuera poco, el aloe vera también destaca por la alta presencia de aminoácidos y ácidos grasos en su composición.

La unión de vitaminas, minerales, ácidos grasos y aminoácidos convierte al aloe vera en uno de los mejores aliados para la defensa del organismo, así como para solucionar problemas de salud. Algunos de los beneficios en este sentido más conocidos son los relativos al colesterol y la diabetes.

El aloe vera permite combatir el colesterol malo y reducir la cantidad de grasa en nuestro cuerpo, algo relacionado con la mencionada facilidad para eliminar toxinas. Además, permite una regulación sanguínea más adecuada gracias a su aporte en oxigenación, lo que ayuda en casos de enfermedades cardiovasculares.

El aloe vera y el sistema inmunológico

Las propiedades del aloe vera resultan beneficiosas tanto si se ingiere como si se aplica externamente sobre la piel. A nivel general el aloe vera otorga mayor resistencia a nuestro sistema defensivo, permitiéndole combatir e impedir la entrada a bacterias y virus.

Esto es notable que se confirme tanto en el caso de que el aloe vera se ingiera y actúe directamente sobre las células en nuestro sistema interno, sobre todo en el tracto digestivo, como si se aplica directamente sobre la piel, donde además actúa como una pantalla de protección respecto a los agentes tóxicos externos que nos pueden afectar a nuestra salud interna, como al aspecto de nuestra piel.

Beneficios del aloe vera en la piel

Por último es imprescindible hablar de los beneficios más conocidos del aloe vera, aquellos que son perceptibles directamente por su aplicación directa sobre la piel.

El aloe vera sirve como hidratante y además favorece la regeneración celular. La unión de ambos efectos sobre la piel cuando se aplica gel de aloe vera o champú en el caso de ponerse sobre el cabello, es visible en poco tiempo.

La piel gana en elasticidad y brillo, las arrugas se combaten mejor y el cuerpo adquiere un cierto rejuvenecimiento. A ello hay que unir el característico aroma exótico y primaveral que tiene la planta en cualquiera de sus formatos.

Si bien esto es útil en la higiene diaria, el aloe vera también presenta beneficios muy buscados por hombres y mujeres para tratar o prevenir la formación de estrías en la piel, lo que se puede conseguir mediante la aplicación de crema de aloe vera con un suave y relajante masaje.

También se utiliza mucho en el afeitado. Sirve, de hecho, en cualquiera de sus fases utilizando el formato de aloe vera correcto, ya sea como exfoliante en la fase previa, como gel durante el afeitado o como bálsamo calmante después del mismo.

Pero al uso cosmético también hay que añadir el uso en casos de problemas en la piel. Uniendo sus propiedades antiinflamatorias y defensivas, el aloe vera es un extraordinario recurso cuando nuestra piel presenta problemas como quemaduras (por ejemplo por una exposición prolongada al Sol), cuando se revelan picaduras de insectos o incluso en casos de alergias.